News Release

La OSHA del Departamento de Trabajo de EE.UU. emite estatuto temporal de emergencia para proteger a trabajadores de salud contra el coronavirus

OSHA anuncia también nuevas disposiciones para todas las industrias

WASHINGTON, DC La Administración de Seguridad y Salud Ocupacional del Departamento de Trabajo de EE.UU. ha emitido un estatuto temporal de emergencia para proteger a los trabajadores de salud contra el coronavirus. El estatuto se enfoca en trabajadores de salud con más probabilidad de entrar en contacto con alguien infectado con el virus. El nuevo estatuto fue anunciado junto con nuevas directrices para la industria en general y de acuerdo a las orientaciones de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades.  

“Demasiados de nuestros trabajadores de salud de primera línea siguen estando en alto riesgo de contraer el coronavirus”, dijo el Secretario de Trabajo de EE.UU. Marty Walsh. “Como dije al llegar al departamento, debemos seguir los parámetros de la ciencia. Este estatuto sigue estos parámetros, y proveerá mayores protecciones para aquellos cuya salud corre un mayor riesgo de coronavirus mientras nos dan servicios críticos de atención médica. Dado el ritmo de vacunaciones, este estatuto, junto a las directrices que OSHA, los CDC y otras agencias han publicado, ayudará a proteger a los trabajadores de atención media de primera línea y pondrá fin a esta pandemia de una vez por todas”.

El estatuto temporal de emergencia establece nuevos requerimientos en ámbitos donde empleadores proveen servicios de atención médica o cuidados de salud, incluyendo centros de cuidado especializado y de atención de la salud en el hogar, con algunas excepciones para proveedores de salud que examinan a pacientes que pueden tener COVID-19. Caso necesario, OSHA actualizará el estatuto para alienarse con las orientaciones de los CDC y los cambios en la pandemia.

 “Este estatuto es necesario para dar a nuestros trabajadores de salud las protecciones que tanto necesitan”, dijo el Subsecretario de Trabajo Interino de Seguridad y Salud Ocupacional Jim Frederick. “Este estatuto a la medida permite a OSHA ayudar a los trabajadores con mayor riesgo de contraer el virus, mientras que las disposiciones actualizadas darán a otras industrias del país la información necesaria para ayudar a proteger a trabajadores no vacunados y seguir mitigando la propagación en el lugar de trabajo”.

Además del estatuto temporal de emergencia centrado en el sector salud, OSHA está anunciando directrices actualizadas para ayudar a empleadores y trabajadores de otras industrias proteger a los empleados aun no vacunados, con un énfasis especial sobre industrias sobradamente conocidas por contactos de proximidad prolongados, como procesamiento de carnes, manufactura, pescados y mariscos, alimentación y grandes tiendas de venta al por menor.

El estatuto temporal de emergencia para el sector salud está dirigido a proteger a los trabajadores que enfrentan los mayores peligros por coronavirus — aquellos que trabajan en contextos de atención médica donde se atiende a pacientes sospechosos o confirmados de COVID-19. Esto incluye a empleados de hospitales, hogares de cuidados especializados, centros de vivienda asistida; personal de respuesta a emergencias; trabajadores de atención médica en el hogar; y empleados en ámbitos de atención ambulatoria donde se trata a pacientes sospechosos o confirmados por coronavirus.

 El estatuto requerirá que instalaciones no exentas realicen una evaluación de riesgos y tengan un plan escrito para mitigar la propagación del virus, y requiere a empleadores del sector salud proveer a los empleados respiradores N95 y otros equipos de protección personal. Además, los empleadores cubiertos deben garantizar el mantenimiento de 6 pies de distancia entre los trabajadores. En situaciones donde no se pueda, los empleadores deberán colocar barreras entre los empleados donde sea oportuno. 

El estatuto también requiere a empleadores cubiertos a proporcionar a los trabajadores tiempo libre renumerado para vacunarse y para recuperarse de cualquier efecto secundario. Los empleados cubiertos que tienen coronavirus o que pueden ser contagiosos deben trabajar remotamente, o de lo contrario ser separados de otros trabajadores a ser posible, o se les debe dar tiempo libre renumerado con hasta $1400 por semana. Para la mayoría de empleadores con menos de 500 empleados, estas provisiones podrán reembolsarse a través de los créditos fiscales del American Rescue Plan.   

 El ETS exime a los trabajadores completamente vacunados de usar mascarilla, distanciarse y de los requisitos de barreras en áreas bien definidas donde no existe una expectativa razonable de que esté presente cualquier persona sospechosa o confirmada por coronavirus.

El ETS entra en vigor inmediatamente después de su publicación en el Registro Federal. Los empleadores deben cumplir con la mayoría de las disposiciones dentro de 14 días, y con las disposiciones restantes en 30 días. OSHA evitará multar a empleadores que se pasen de la fecha límite del cumplimiento pero que están haciendo esfuerzos de buena fe para cumplir con el ETS. OSHA seguirá de cerca las tendencias de las infecciones y muertes por coronavirus.

Bajo la Ley de Seguridad y Salud Ocupacional de 1970, los empleadores son responsables de brindar lugares de trabajo seguros y saludables para sus empleados. El papel de OSHA es asegurar estas condiciones para los trabajadores de Estados Unidos a través del establecimiento y aplicación de normas, y proporcionando capacitación, educación y asistencia. Aprenda más sobre OSHA.  

Read this Release in English

Agency
Occupational Safety & Health Administration
Date
June 10, 2021
Release Number
21-355-NAT
Contact: Denisha Braxton
Share This