Skip to page content
Secretary of Labor Thomas E. Perez
Bookmark and Share

News Release

WHD News Release: [06/07/2012]
Contact Name: Ted Fitzgerald
Phone Number: (617) 565-2075
Release Number: 12-1078-BOS

El Departamento de Trabajo de EE. UU. entabla demanda contra una empresa agrícola de Whately, Mass. reclamando más de $400,000 en concepto de salarios atrasados y daños y perjuicios a trabajadores de bajos ingresos que recibían salarios insuficientes

Chang & Sons Enterprises también enfrenta multas por más $15,000 por violaciones intencionales y reiteradas

BOSTON — El Departamento de Trabajo de los EE. UU. ha presentado una demanda contra Chang & Sons Enterprises Inc., con sede en Whately, y Sidney Chang por supuestas violaciones a las disposiciones relativas al salario mínimo, las horas extras y el mantenimiento de registros establecidas por la Ley de Normas Razonables de Trabajo. Los demandados operan un negocio de cultivo, cosecha y envasado de brotes de soja y otros productos agrícolas, y los distribuyen en Nueva Inglaterra, Nueva York y Nueva Jersey.

Una investigación realizada por la División de Horas y Salarios del departamento encontró que 14 empleados, la mayoría de los cuales trabajaba aproximadamente 90 horas a la semana en la siembra, cosecha, procesamiento y envasado de brotes de soja y frijoles de soja, no percibían los salarios legalmente exigidos. En su lugar, percibían un salario fijo que oscilaba entre $350 y $425 por semana por todas las horas trabajadas, lo que representa una cantidad menor a la establecida como salario mínimo federal de $7.25 por hora. Además, se pudo constatar que un empleado agrícola que realizaba algunas tareas no agrícolas todas las semanas, no recibía una compensación por las horas extras trabajadas en exceso de las 40 horas semanales, en contravención a las disposiciones de la FLSA.

"Chang & Sons Enterprises ignoraron por completo los derechos básicos de estos trabajadores vulnerables de bajos ingresos. Los empleadores deben saber que utilizaremos todos los recursos de la ley que estén a nuestro alcance, incluyendo los litigios y evaluaciones de daños y perjuicios, para recuperar los salarios de los trabajadores y para garantizarle unas condiciones equitativas a los empleadores que respetan la ley", manifestó George A. Rioux, director de la Oficina de Distrito de la División de Horas y Salarios en Boston.

La demanda presentada ante el Tribunal de Distrito de EE. UU. para el Distrito de Massachusetts por parte de la Oficina Regional del Procurador del Departamento reclama más de $200,000 en concepto de salarios atrasados más una cantidad equivalente en daños y perjuicios, ambos en beneficio de los trabajadores afectados, y la prohibición permanente de cometer futuras violaciones a la FLSA a los demandados. En vista de la naturaleza intencional y reiterada de las violaciones, el departamento también reclama multas por $15,400 a los demandados. En 2009, estos le pagaron a un empleado $4,184 en concepto de salarios atrasados por violaciones similares a la FLSA tras una investigación anterior.

"Los empleadores no pueden ignorar una ley vigente desde 1938, especialmente cuando tienen plena conciencia de sus exigencias por una violación anterior", dijo Carlos Matos, director de distrito adjunto de la división en Boston. "Estos demandados acordaron cumplir con la FLSA en 2009 y no cumplieron esa promesa".

Asimismo, la demanda solicita medidas cautelares para prevenir futuros embarques de bienes de "origen dudoso" por parte del empleador. Siempre que se producen bienes en contravención a las disposiciones relativas al salario mínimo, las horas extras o el trabajo infantil de la FLSA, el Departamento de Trabajo puede evitar que esos bienes, a la que habitualmente se les llama "bienes de origen dudoso", se comercialicen a través del comercio interestatal.

La FLSA exige que se les pague a los trabajadores cubiertos al menos el salario mínimo federal de $7.25 por hora. Los empleados no agrícolas y otros empleados exentos tienen derecho a percibir una vez y media sus tarifas habituales por todas las horas trabajadas que excedan de 40 horas semanales. La ley también exige que los empleadores mantengan registros precisos de los salarios, las horas y otras condiciones laborales de los empleados, y prohíbe las represalias contra los empleados que ejerzan los derechos que legítimamente les corresponden. La FLSA establece que los empleadores que violan la ley deben responder, por regla general, ante los empleados por los salarios atrasados y además aportar una cantidad equivalente en concepto de daños y perjuicios.

El departamento dispone de una aplicación para teléfonos inteligentes para ayudar a los empleados a mantener un registro independiente de las horas trabajadas y determinar los salarios que se les adeudan. Disponible en inglés y español, los usuarios pueden llevar un registro de las horas de trabajo regulares, las pausas y las horas extras para uno o más empleadores. Esta nueva tecnología es significativa porque, en lugar de depender de los registros de los empleadores, los empleados ahora pueden mantener sus propios registros. Esta y otras aplicaciones del Departamento de Trabajo están disponibles en http://www.dol.gov/dol/apps/.

Para más información sobre la FLSA, comuníquese con la línea directa gratuita de la división llamando al 866-4US-WAGE (487-9243) o con su oficina en Boston al 617-624-6700. También hay información disponible en http://www.dol.gov/whd/.

Solis c/ Chang & Sons Enterprises Inc. y Sidney Chang
Número de acción civil: 3:12-CV-30103