Skip to page content
Secretary of Labor Thomas E. Perez
Bookmark and Share

News Release

WHD News Release: [04/19/2012]
Contact Name: Michael D'Aquino or Michael Wald
Phone Number: (404) 562-2076 or x2078
Release Number: 12-0577-ATL

El Departamento de Trabajo de los EE. UU. multó a productor de tomates de Newport, Tennessee, por más de $205,000 debido a violaciones de las leyes laborales agrícolas

Fish Farm Partnership también debe más de $50,000 en salarios atrasados a sus trabajadores

NEWPORT, Tenn. El Departamento de Trabajo de los EE. UU. multó a Fish Farm Partnership, una empresa productora de tomates con sede en Newport, por $205,250 luego de que una investigación de la División de Horas y Salarios del departamento revelara numerosas violaciones a la Ley de Protección para los Trabajadores Agrícolas Migratorios y de Temporada (MSPA, por sus siglas en inglés), así como a disposiciones del programa de visas H-2A para trabajadores temporales no inmigrantes. La división también descubrió que la empresa debía $50,727 a 59 empleados por salarios atrasados.

"En este caso, los trabajadores vulnerables y con bajos salarios, que tenían visas H-2A o eran trabajadores inmigrantes, viajaron a Tennessee en búsqueda de un trabajo honesto" Dependían del establecimiento agropecuario para sus salarios, transporte seguro y alojamiento", dijo Sandra Sanders, directora de la Oficina del Distrito de Nashville de la División de Horas y Salarios. "La ley Federal establece ciertas normas para proteger los derechos de los trabajadores extranjeros — quienes a menudo son vulnerables a la explotación — y de los trabajadores estadounidenses en condiciones semejantes de empleo, para que no sean afectados negativamente por el empleo de los trabajadores de otros países. Además de ocuparse de las acciones correctivas cuando se descubren prácticas ilegales, la División de Horas y Salarios está organizando encuentros con grupos de agricultores en la zona Este de Tennessee para informarles sobre sus responsabilidades según la ley Federal".

Los investigadores descubrieron múltiples violaciones a la seguridad y la salud relacionadas con el alojamiento, incluido la falta de agua o su provisión inadecuada en algunas de las unidades de vivienda. Algunas unidades sufrían de baja presión del agua o carecían de agua caliente durante hasta tres días cada vez, en muchas entraban la lluvia y los insectos en los sectores habitables debido a que las ventanas y las puertas no cerraban adecuadamente o faltaban. En algunas viviendas los trabajadores estaban hacinados y una de ellas estaba ubicada junto a aguas servidas estancadas. Los trabajadores no contaban con instalaciones para el lavado de sus ropas, lo que los obligó a ocuparse de esas tareas en un río cercano. Además, los trabajadores no recibieron el transporte necesario entre las unidades de alojamiento y el establecimiento agropecuario.

La investigación mostró también que no se ofreció a los empleados la oportunidad de trabajar al menos tres cuartos de las horas exigidas por las obligaciones legales y contractuales. Además, los recibos de sueldo no mostraban la cantidad de horas trabajadas, las horas ofrecidas, y el pago por hora o por unidad de trabajo, que debe figurar obligatoriamente. Finalmente, el empleador tomó represalias contra varios trabajadores por ejercer sus derechos bajo el programa H-2A. Como resultado, se están considerando sanciones adicionales.

Fish Farm Partnership está apelando los hallazgos y las penas ante los jueces de la Oficina de Derecho Administrativo del Departamento de Trabajo. Sin embargo, sus directivos han acordado realizar importantes trabajos en las unidades de alojamiento e inspeccionarlas semanalmente, mantener registros precisos y pagar los costos de transporte de los trabajadores, pagar a todos los empleados los salarios mínimos obligatorios por las horas trabajadas, y proporcionarles todas las declaraciones legales necesarias.

El programa H2-A para trabajadores temporales permite a los empleadores que prevén una escasez de trabajadores locales ingresar trabajadores extranjeros no inmigrantes a los Estados Unidos para realizar trabajo agrícola temporal o estacional. El empleador debe presentar una solicitud declarando que no existe la cantidad suficiente de trabajadores locales y que el empleo de esos trabajadores no afectará negativamente los salarios y las condiciones laborales de los trabajadores estadounidenses en condiciones de empleo semejantes. Los empleadores que usan el programa H-2A deben cumplir diversas condiciones específicas para el reclutamiento, el pago, el alojamiento, la alimentación y transporte de los trabajadores. Hay más información disponible sobre los requisitos del programa H-2A en http://www.dol.gov/whd/regs/compliance/whdfs26a.htm.

La mayoría de los empleadores agrícolas, asociaciones agrícolas y contratistas que proveen mano de obra rural están sujetos a la MSPA, que protege a los trabajadores agrícolas inmigrantes y estacionales mediante normas de empleo relacionadas con los salarios, el alojamiento, el transporte, las declaraciones legales y los registros de información. Según la MSPA, todas las personas u organizaciones propietarias o controlantes de instalaciones o propiedades utilizadas para alojar a trabajadores inmigrantes deben cumplir las normas federales y estatales sobre seguridad y salubridad. La MSPA también exige que los contratistas de mano de obra rural se inscriban en el Departamento de Trabajo. Hay más información disponible sobre la MSPA en http://www.dol.gov/whd/mspa/.

Este caso fue investigado por la oficina de Nashville de la División de Horas y Salarios, con apoyo de otras oficinas en la región sudeste. Para más información sobre las normas del programa H-2A y la MSPA, comuníquese con la oficina de Nashville al 615-781-5343, o a su línea telefónica de asistencia gratuita: 866-4US-WAGE (487-9243). También podrá encontrar información en http://www.dol.gov/whd/.