Skip to page content
Secretary of Labor Thomas E. Perez
Bookmark and Share

News Release

WHD News Release: [08/18/2011]
Contact Name: Michael D’Aquino or Michael Wald
Phone Number: (404) 562-2076 or x2078
Release Number: 11-0991-ATL

En Jacksonville, Florida, 2 restaurantes y sus dueños deberán pagar $934 000 a 30 trabajadores luego de una investigación del Departamento de Trabajo de los EE. UU

JACKSONVILLE, Florida — Dos restaurantes La Nopalera en Jacksonville y sus dueños deberán pagar
$934 425 por salarios atrasados y daños preestablecidos a 30 empleados, según los términos de las sentencias acordadas. El acuerdo cierra una demanda presentada por el Departamento de Trabajo de los EE. UU., basada en una investigación de su División de Salarios y Horas que alegaba la existencia de infracciones a las disposiciones sobre salarios mínimos, paga de horas extra y registros de información de la Ley de Normas Razonables de Trabajo [Fair Labor Standards Act (FLSA)].

"Todos los trabajadores merecen una paga justa, y el Departamento de Trabajo responsabilizará los empleadores que se aprovechen de sus empleados", afirmó la Secretaria de Trabajo, Hilda L. Solis. "Queremos que los trabajadores sepan que defenderemos su derecho a ser compensados según la ley por todas las horas que trabajen, y que las empresas que juegan limpio sepan que emprenderemos acciones contra quienes usan tácticas ilegales para lograr una ventaja competitiva".

Los investigadores descubrieron que los empleados en la cocina habían sido clasificados incorrectamente como exentos de paga por horas extra según la FLSA y por lo tanto recibían salarios que no incluían compensaciones por las horas trabajadas que superaban las 40 semanales. Además, todas las semanas, a los empleados que recibían propinas se les entregaban las propinas y un cheque por el salario mínimo; sin embargo, la dirección de la empresa exigía que los empleados firmaran y devolvieran los cheques, luego los cobraban y devolvían el dinero al restaurante. Mediante este proceso, si bien parecía que los dueños pagaban salarios, los empleados solo podían quedarse con sus propinas. Finalmente, los empleadores no mantenían registros precisos sobre las horas trabajadas por los empleados.

La demanda del Departamento fue presentada ante el Tribunal del Distrito Central de Florida, División Jacksonville. Las siguientes partes aceptaron la sentencia acordada que cierra la demanda: LAJAL Inc., con el nombre comercial La Nopalera No. 7 en Beach Boulevard; sus dueños, Javier Valencia, Augustin Hernandez y Maria Hernandez; La Nopalera Mexican Restaurant No. 10 Inc. en Phillips Highway; y sus dueños, Javier Valencia y Luis Cuevas. La sentencia determinó que los restaurantes y sus dueños son personal y fuertemente responsables por futuras violaciones a la FLSA y por el pago de los salarios atrasados.

Los empleados recibirán $584 425 en salarios atrasados y $350 000 adicionales por daños preestablecidos. Los restaurantes podrán realizar los pagos en cuotas durante 13 meses a la División de Salarios y Horas, que los distribuirá entre los trabajadores. Otros restaurantes La Nopalera ubicados en Florida y Georgia no fueron parte de la investigación.

La División de Salarios y Horas tiene varias iniciativas a través de todo el país, en diferentes industrias, donde violaciones parecidas a las encontradas en la industria de restaurante son comunes.

La FLSA exige que los empleados cubiertos reciban al menos el salario mínimo federal por todas las horas trabajadas, más el equivalente a una vez y media su paga habitual por las horas trabajadas que excedan las 40 por semana. Si determinadas condiciones se cumplen, la FLSA permite que los empleadores aprovechen las propinas como crédito para sus obligaciones respecto de los salarios mínimos de aquellos empleados que reciben propinas. El empleador debe pagar a los empleados que reciben propinas un salario de bolsillo de $2.13 por hora, o el salario obligatorio estatal si éste es mayor; todas las propinas serán retenidas por el empleado excepto por las contribuciones a acuerdos válidos de propinas compartidas; los empleados deben ser informados sobre las normas de de crédito por propinas; y los montos de las propinas más los salarios de bolsillo deben ser iguales al salario mínimo federal, actualmente de $7.25 por hora. Además, la ley exige que se mantengan registros precisos que incluyan los salarios y las horas trabajadas por los empleados, y otras condiciones de empleo.

Este caso fue investigado por la Oficina del Distrito de Jacksonville de la División de Salarios y Horas, con representación legal provista por la Oficina del Fiscal Regional de Atlanta del Departamento de Trabajo. Para más información sobre la FLSA, comuníquese con la oficina de la División en Jacksonville al 904-359-9292, o a su línea telefónica de asistencia gratuita: 866-4US-WAGE (487-9243). También podrá encontrar información en Internet, en http://www.dol.gov/whd.

Solis v. La Nopalera Mexican Restaurant No. 10 Inc.
Caso número 3:11-cv-583-j37mcr

Solis v. LAJAL, Inc., con el nombre comercial La Nopalera No. 7
Caso número 3:11-cv-584-j34jrk