Skip to page content
Secretary of Labor Thomas E. Perez
Bookmark and Share

News Release

OSHA News Release: [07/18/2012]
Contact Name: Michael D'Aquino or Michael Wald
Phone Number: (617) 565-2075
Release Number: 12-1148-NEW

La oficina del Departamento de Trabajo de EE. UU. Conocida como OSHA ordena a Ameriflight PR y/o Ameriflight LLC; a volver a contratar nuevamente e indemnizar a piloto de Puerto Rico, despedido por cuestionar la seguridad

NUEVA YORK — La Administración de Seguridad y Salud Ocupacional del Departamento de Trabajo de EE. UU; ordenó a Ameriflight PR y/o Ameriflight LLC; una aerolínea con base en Burbank, California, que devuelva a su puesto de trabajo e indemnice a un piloto en Puerto Rico. El piloto fue despedido por cuestionar la seguridad de ciertos vuelos y contactar a la Administración Federal de Aviación al respecto.

«Este empleado claramente actuó bajo la protección de la ley, sin embargo, fue castigado profesional y financieramente por plantear sus dudas respecto a la seguridad», dijo Robert Kulick, administrador regional de al OSHA en Nueva York, cuya oficina tiene jurisdicción sobre Puerto Rico. «Las aerolíneas deben entender que penalizar a los empleados que informan sus preocupaciones sobre seguridad a sus supervisores, o a los entes reguladores, es inaceptable. Investigaremos todos los reclamos por ese tipo de represalias y discriminación y, cuando corresponda, ordenaremos la compensación adecuada».

Antes de ser despedido en enero de 2010, el piloto reiteradamente notificó a sus supervisores de su reservas con respecto al método de calcular la cantidad de combustible requerido para ciertos vuelos que despegaban desde la base de la aerolínea en San Juan, P.R. Además, el piloto se negó a tripular un vuelo debido a dichas preocupaciones y a su vez las informó por correo electrónico a sus superiores y colegas pilotos. El piloto también solicitó una opinión legal a la Administración Federal de Aviación.

OSHA inició una investigación luego de recibir una queja del piloto. Durante la mencionada investigación se descubrió que sus acciones estaban protegidas bajo las disposiciones pertinentes a informantes de la Ley Wendell H. Ford de Inversión y Reforma de la Aviación para el Siglo XXI, mejor conocida como AIR21, además, que su despido fue en represalias por dichas actividades.

Como resultado, OSHA ha ordenado a Ameriflight que implemente las siguientes medidas correctivas: contratar nuevamente al querellante como piloto en el puesto que se desempeñaba con todos los derechos, antigüedad y beneficios marginales merecidos previos a su despedido; eliminar de su expediente de personal toda referencia a sus actividades protegidas y aquellas medidas adversas tomadas en su contra; pagarle salarios y bonificaciones no-devengadas, más intereses; pagar $15,350 en concepto de indemnización por daños; abstenerse de cometer cualquier tipo de discrimen en su contra relacionado a ejercer sus derechos bajo la ley AIR21; publicar un anuncio dirigido a los empleados notificándole sus derechos bajo AIR21; y distribuir la hoja informativa de OSHA relativa a los derechos que protegen los informantes bajo AIR21 a todos aquellos empleados que recibieron el correo electrónico del demandante.

Cada una de las partes cuenta con 30 días a partir del recibo de la orden para solicitar una audiencia ante la Oficina de Derecho Administrativo del Departamento.

OSHA fiscaliza el cumplimiento de las disposiciones sobre informantes de la ley AIR21, así como otros 21 estatutos que protegen a los empleados que proveen información sobre violaciones a diversas leyes. Estas leyes están relacionadas con ferrocarriles, transporte comercial en vehículos de motor, productos de consumo, derecho ambiental, reforma financiera, seguridad de los alimentos, reforma del sistema de salud, energía nuclear, tuberías o ductos, títulos y valores, agencias de transporte público, y asuntos marítimos,. Los empleados que entienden que han sido victima de represalias por actividades protegidas pueden presentar una queja ante la Secretaria del Trabajo para que OSHA inicie una investigación dentro del Programa de Protección a Informantes. Hay información detallada disponible sobre los derechos de los empleados en http://www.whistleblowers.gov.

Según la Ley de Seguridad y Salud Ocupacional de 1970, los patronos deben proveer lugares de trabajo seguros y saludables para sus empleados. El rol de OSHA es asegurar dichas condiciones para los trabajadores estadounidenses mediante la creación de normas y la coerción para su cumplimiento, además de proporcionar capacitación, educación y asistencia para estos. Para obtener más información, visite http://www.osha.gov.

Nota del editor: El Departamento de Trabajo no informa los nombres de los empleados involucrados en denuncias sobre informantes.